lunes, 27 de abril de 2009

Rector UASD reflexiona sobre la corrupción administrativa

El rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo hizo algunas reflexiones acerca de la transparencia que debe primar en la administración pública y privada para evitar la corrupción y la contaminación en el orden moral y ético.

El doctor Franklin García Fermín dio estas declaraciones al pronunciar el discurso central del acto de investidura realizado este viernes en el Aula Magna de la UASD, donde se graduaron 338 nuevos profesionales en distintas ramas del saber, con motivo de conmemorarse el aniversario de la Revolución de Abril de 1965.

García Fermín aclaró que la pulcritud en la administración pública ayudaría al país a evitar la pobreza extrema, la morbilidad y la mortalidad infantil y materna, así como la falta de escuelas a nivel básico y medio.

Aseguró que para combatir ese flagelo es esencial que las naciones hagan algo para mejorar sus sistemas educativos, al tiempo de afirmar que “los países que invierten en educación, una buena parte de su Producto Interno Bruto poseen un buen sistema educativo y, por consiguiente, tienen más controlada la corrupción administrativa”.

Indicó que la educación en valores es lo que puede constituir el más poderoso valladar para frenar la corrupción y todos los vicios de nuestra sociedad.

En otro orden de su discurso, el rector de la UASD resaltó el rol predominante de las mujeres en la sociedad, ya que de los 36 bachilleres egresados con lauros académicos, 27 son damas, lo que demuestra que las féminas sí pueden decidir y deben ser tomadas en cuenta, debido a que siguen preparándose para tener intervenciones trascendentes en circunstancias cruciales del hogar, las instituciones y la nación.

Las palabras de agradecimiento estuvieron a cargo de Conny Penélope Luciano Fragoso, estudiante de Ingeniería Civil, con el más alto índice académico.

En esta graduación ordinaria de la universidad estatal egresaron 110 profesionales de la Facultad de Economía, 57 de Humanidades, 44 de Ciencias Jurídicas y Políticas, 43 de Ciencias de la Salud.
Asimismo, se titularán 70 estudiantes de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura y siete de Artes y además dos de la Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias y cinco de Ciencias.

UASD iniciará inscripciones curso verano 2009

La Universidad Autónoma de Santo Domingo iniciará las inscripciones del curso de verano 2009 a partir del 27 de abril y concluirán el 25 de mayo, el cual comenzará el 1 de junio del presente año, tanto para la Sede Central y los centros regionales.

El rector de la UASD, Franklin García Fermín, y el vicerrector Docente, Iván Grullón Fernández, dieron estas informaciones mediante un comunicado publicado en los medios de comunicación.

García Fermín y Grullón Fernández indicaron que los estudiantes que inscribieron el semestre 2009-1 podrán seleccionar 12 créditos y aquellos que le restan tres o menos asignaturas y no cursaron el período pasado tendrán la posibilidad de solicitar al departamento de Registro, de esa institución, una autorización especial con la finalidad de concluir su carrera.

Agregaron que los alumnos que no puedan realizar su inscripción en la fecha que establece el calendario, tienen la opción de hacerlo todos los días de 8:00 de la mañana a 8:00 de la noche, desde el día después de su fecha de inscripción hasta el 25 de mayo del 2009.

Informaron que el tiempo límite de pago luego de la inscripción es de 24 horas, si el estudiante no cumple con lo establecido quedará automáticamente excluido del curso de verano.

Las autoridades han dispuesto que el pago se realice en las cajas centrales de la Sede Central y los Centros Regionales.

La plataforma Web de la Primada de América estará en servicio las 24 horas durante todos los días de las inscripciones, para permitir que los que deseen cursar el verano no se queden fuera.

miércoles, 22 de abril de 2009

Una estudiante que no pierde la esperanza


Santo Domingo.- Nilvana Vásquez es una estudiante de medicina que no pierde la esperanza. Su reto no tiene que ver con sacar las mejores calificaciones ni con decidir qué camino seguir. Su meta se enfoca en la facultad que más de nueve millones de personas tienen en el país y que a veces pasa inadvertida: la lucha por vivir.

El año 2005 marcó por completo a Nilvana. Casi todo iba de maravillas, excepto su salud. Un sangrado por el oído fue el primer síntoma de una enfermedad que desde su nacimiento contrajo con una transfusión de sangre.

“A partir de esa hemorragia, me sometieron a múltiples análisis y estudios, hasta que al final me diagnosticaron hepatitis C y me sometieron a fuertes tratamientos”, explicó Vásquez.

Durante 42 semanas, Nilvana tuvo que consumir medicamentos cuyo costo total era de un millón de pesos. Pero la enfermedad agravó.

“En la primera etapa se duplicó la carga viral, por eso la doctora comenzó el segundo proceso, que fue aun más fuerte y que implicó más costos. Los gastos del segundo paso fueron de más de dos millones de pesos”, narró su madre, Ana Digna Jiménez.

La siguiente vía la conduce a un trasplante de hígado. Es por eso que Nilvana ha puesto sus deseos en operarse en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl, en Medellín, Colombia, que cuenta con prestigio en esta área y del que ha recibido información por internet.

Pero ese sueño de vivir no depende sólo de ella. El costo de la cirugía es de 80 mil dólares, que Nilvana y su madre no poseen.

Para cualquier colaboración, comuníquese a los teléfonos 829-720-9943, 809-531-7367 y 809-596-2324 o deposite su contribución al número de cuenta 752-754-689, del Banco Popular.

ESTA ES UNA DE MIS MEJORES AMIGAS Y ESPERO QUE PUEDAN AYUDARLA A SALVAR SU VIDA.

http://www.listin.com.do/app/article.aspx?id=98338
Yanela Zapata
- 4/20/2009 (Listín Diario)

martes, 14 de abril de 2009

Abril, ¿un mes trágico?

En nuestro país mencionar el mes de abril es recordar momentos tristes, episodios donde los dominicanos se vistieron de luto al ver como se perdía la soberanía de la nación.

El cuarto mes del año representa para República Dominicana la lucha, la muerte, el fraude y el nacionalismo ferviente de cientos de jóvenes que perdieron sus vidas por mantener la constitucionalidad, en un país que recién se liberaba del látigo de la dictadura trujillista.

La mente de los abuelos, de los padres y de los tíos , ya mayores, hace una mirada interior hacia ese abril funesto de 1965. Lo que empezó como una batalla por devolver al profesor Juan Bosch al poder, se convirtió en una guerra por mantener la independencia obtenida por Juan Pablo Duarte y los Trinitarios en 1844 ante la intervención norteamericana ordenada por el presidente de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson .

Sin embargo, me cuesta mucho aferrarme a la historia que narran los libros de los escritores criollos, ya que siempre me queda la pregunta de ¿dónde están los nombres de los pobres que aferrados a las grandes ideas se alzaron en la misma lucha donde sólo se mencionan los apellidos de personas pudientes?

Un profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, hace aproximadamente dos años, un 25 de abril, comentaba con la voz entrecortada y los ojos llenos de lágrimas que perdió a muchos amigos que fueron brutalmente asesinados en frente de la Fortaleza Ozama. Ese maestro nos hizo ver, a todos los allí presentes, el sufrimiento de las madres al saber que sus hijos, en su mayoría adolescentes, habían muerto y la dicha que él tuvo de salvarse para podernos contar su historia. Saben, esa historia no la conoce mucha gente, pues ese maestro era sólo un niño de 17 años que cambió los libros por una escopeta para defender su pedazo de tierra.

Un 28 de abril de 1965 las tropas yanquis invadieron nuestro territorio en busca de supuestos comunistas, ya que para esa fecha era comunista el que defendía el respeto a los derechos humanos, el que promulgaba igualdad, el que manifestaba reconocimiento y ayuda a los más necesitados y el que se oponía a la hegemonía de el conservadurismo y la iglesia católica.

Comunista fue Juan Bosch simplemente por reducir el sueldo de los funcionarios del poder ejecutivo, por manifestar el derecho de expresión, impedir los latifundios y los abusos cometidos por los capitalistas.

Es lamentable que el pueblo tuviera que luchar en contra de los organismos encargados de salvaguardar la patria, que el ejército y la marina de guerra comandados por Elías Wessin y Wessin prefirieran destruir a los suyos, a dominicanos honestos que decidieron entregar su vida por nuestra querida Quisqueya.

Sin embargo la lucha de los militares constituyentes sirve de inspiración para las personas que aún sienten la necesidad de honrar su patria. Pero siempre me preguntaré ¿de que valen las luchas? pues como siempre el país está lleno de plagas con poder que permean la democracia, el civismo y la justicia.

Para finalizar me responderé la pregunta que da título a esta reflexión, abril más que un mes de tragedia se convirtió en el mes de los héroes que recordaremos los que dedicamos un poquito de nuestro agitado calendario para aprender de la historia dominicana.